martes, 20 de noviembre de 2007

INGRESOS DE LA INDUSTRIA CRECEN 13.5%.


El sector industrial atraviesa buenos momentos, al igual que otros segmentos de la economía nacional. Los ingresos de la industria manufacturera alcanzaron los mil 519.7 millones de dólares en el primer semestre del año, 13.5% más que en el mismo periodo de 2006, revelan las estadísticas de la Contraloría General de la República.


El 65% de la industria nacional, el que se dedica a la producción de alimentos y bebidas, reportó un crecimiento de 3.7%; la de papel creció 10.2%; minerales no metálicos, 17.1%; elaborados metálicos, 10.1.%; y soluciones químicas, 3.3%. Las cifras oficiales también sostienen que la industria manufacturera generó entre enero y junio de este año 45 mil 539 empleos, un 4.4% más que el año pasado.


Esta fuerza laboral recibió 192.1 millones de dólares en concepto de salarios en el semestre, 10.8% más que en los primeros seis meses de 2006. Esto refleja que el ingreso medio en el sector industrial fue de 703 dólares mensuales.


A pesar de que el sector se encuentra recuperado, los industriales se han quedado esperando la ley de fomento a los sectores productivos. Los industriales afirman que esta es una herramienta necesaria para poder darle a la industria un impulso en temporadas buenas y malas.


Además, el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) ha expresado que sigue preocupado por el costo de la energía y el deficiente servicio eléctrico en el país, que los saca de competencia frente a países vecinos, porque las tarifas aquí son más altas. El SIP destacó también su inconformidad con el mal servicio de las generadoras, ya que cuando se producen las interrupciones se afecta la producción de las plantas.


En respuesta a su preocupación, la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP), señaló que la industria panameña debe invertir en generar su propia energía, a fin de dinamizar el mercado, aprovechando la apertura en este sector.


En Panamá, muchas compañías han comprado nueva maquinaria y reestructurado sus fábricas y sistemas de iluminación por cuenta propia, para poder compensar el alza en la energía, pero estas remodelaciones también tienen un costo.


Por otro lado, los industriales manifiestan que no se debe permitir que se vayan más fábricas del país. Expresan que se debe trabajar para que resulte interesante a los inversionistas producir en Panamá. Entre las transnacionales que se han retirado del país en los últimos 10 años figuran la Kraft Foods, Colgate Palmolive y Clorox.

Los industriales señalan que la competencia en el mundo globalizado no es solo entre productos y fabricantes, sino también entre países. Por ello, piden al gobierno revisar y compararse contra otros países en temas como: cargas fiscales, laborales, energéticas, disponibilidad y calidad de recurso humano, infraestructuras, entre otros.

MERCADO ALIMENTARIO