viernes, 18 de enero de 2008

ÍNDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR NACIONAL URBANO: DICIEMBRE Y PROMEDIO ANUAL 2007.


El Índice de Precios al Consumidor (IPC) Nacional Urbano de diciembre con respecto a noviembre de 2007, registró un aumento mensual de 0.4 por ciento, en los distritos de Panamá y San Miguelito de 0.5 por ciento y en el Resto Urbano de 0.4 por ciento. Al ser comparado con diciembre de 2006, mostró un incremento de 6.4, 6.5 y 6.2, respectivamente.

En El marco del comportamiento de la variación mensual de las divisiones que conforman el IPC Nacional Urbano de diciembre de 2007 fue el siguiente: Alimentos y bebidas registró un crecimiento de 1.1 por ciento, por la elevación de los precios de los quesos, las legumbres y verduras frescas.

Según información disponible, el IPC Nacional Urbano de diciembre 2007 con respecto al 2006, observó un aumento de 6.4 por ciento, originado por: Transporte de 11.7 por ciento; Alimentos y bebidas de 10.4 por ciento; Vivienda, electricidad, agua y gas de 5.1 por ciento, entre otros.


Al comparar el aumento del índice de precios al consumidor (IPC) de Panamá con el registrado en otros países de la región en 2007, el indicador nacional muestra el menor crecimiento, según datos de la Contraloría General de la República y de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Monetario Centroamericano.


Panamá terminó con un IPC de promedio de 4.2%, mientras que los otros países tuvieron incrementos mayores, como Nicaragua (16.8%), Costa Rica (10.8%), Honduras (8.8%), Guatemala (8.7%) y El Salvador (4.8%). En el caso de Nicaragua, la mayor inflación del área, el Banco Central de Nicaragua reconoció que es más del doble de lo pronosticado a comienzos del año pasado por el gobierno que preside Daniel Ortega.


En 2006 había cerrado en 7.4% y subió por los productos energéticos y el mayor consumo registrado en la época navideña. En otros países de América Latina como Perú, el incremento del IPC fue de 4.9%; en República Dominicana, de 8.8%; Chile, 7.8% y Colombia, 5.6%.


Los especialistas expresan que la inflación ya está "alterando" los costos operativos del sector empresarial, y que como la mayoría de los factores son externos (petróleo y valor del dólar, entre otros), las autoridades deben prestar especial atención en controlar la especulación, sobre la cual sí se puede tener alguna influencia.


La presión inflacionaria, en términos reales, ha afectado el poder adquisitivo y ha disparado el costo del sensitivo grupo de los alimentos. Debido a la tendencia actual, los hábitos alimenticios han estado cambiando.


Por ejemplo, en el caso del pollo, que era la carne principal de la dieta de los consumidores panameños, está perdiendo preferencia en favor de otros productos de menor precio. En un año el precio de este producto se ha encarecido 6.2% y, al revisar datos de años anteriores, el pollo subió de precio 18.6% desde 2003. Ese nivel podría subir por los incrementos en los precios de los alimentos, donde la canasta básica de 50 productos esenciales tiene un costo de 235 dólares.


El aumento promedio del Índice de Precios al Consumidor de 4.2% (con un acumulado de 6.4%), el más alto en 17 años, al cierre de 2007 provocó una pérdida de cuatro centésimos en un dólar, según la Contraloría General de la República. En los últimos tres años, para el consumidor el poder de adquisición de un dólar ha perdido 10 centésimos, de acuerdo con cifras de la Contraloría.

MERCADO ALIMENTARIO