jueves, 27 de marzo de 2008

GOBIERNO LLEVARÁ A CABO REBAJA DE ARANCELES

El sector agropecuario ha reaccionado de manera negativa, a la decisión del Presidente de la República, Martín Torrijos, en eliminar los aranceles de importación de una serie de productos que no son cultivados localmente como granos y frutas de clima frío, con el objetivo de reducir y favorecer una presunta reducción del costo de la canasta básica familiar, por considerar que esta medida atenta contra la producción.

La lista de productos cuyo arancel pasará de 15% a 0% incluye productos que forman parte de la canasta básica familiar como porotos, lentejas, arvejas y habas, así como manzana, uva, pera, melocotón, duraznos y kiwi. Todo lo cuál indica que no sólo se trata de productos que no se cultivan a nivel local, sino también de rubros cuya producción local es insuficiente para satisfacer las necesidades del mercado con baja producción o bajo rendimiento.



Según el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA) la decisión de eliminar el impuesto de importación de estos productos alimenticios tiene el propósito de reducir el costo de la canasta básica familiar, que al mes de enero del presente año se elevó a $234,60 mensuales.



El MIDA acepta que para reducir el impacto del costo de la canasta básica, hay que hacer un sacrificio fiscal, con el objetivo de importar productos con mejores precios para los consumidores. Advirtió que la medida podría extenderse a ciertos rubros que se cultivan en el país y son indispensables en la dieta del panameño, en caso de que se registre alguna escasez, como arroz, papa y maíz, entre otros.



La ONAGRO que agrupa a productores nacionales sostuvo que la importación de productos terminados como el arroz, frutas y granos, está “poniendo en riesgo la seguridad alimentaria del país”, toda vez que la llegada de estos productos resta mercado a la producción local y obliga a los agricultores a desplazarse de los rubros de consumo masivo a productos no tradicionales para la exportación.



Señaló que por ello, en lugar de importar alimentos o reducir aranceles de productos que sin duda entran a competir con la producción local, el Ejecutivo debe importar más tecnología, genética e insumos, para abaratar los costos de producción que están sufriendo los productores y de esta manera frenar el incremento en el costo de la canasta básica.



Los productores naciones sugieren que se realice un programa de equidad para la producción, que ayude a los productores del campo, que contemple la seguridad de contar con un mercado para sus cultivos.

Las autoridades del MIDA sostienen que el Gobierno seguirá buscando las mejores medidas, para seguir apoyando a la producción nacional, porque el fin es incrementar la producción para que Panamá logre exportar en la región y abastezca a los países vecinos.



El gobierno importará también insumos y tecnología, para mejorar la calidad y productividad de los cultivos locales y garantizar el abastecimiento del mercado. Al igual que los rubros de la canasta básicas se contempla la rebaja o eliminación de los aranceles de ciertos insumos agrícolas que son importados como: mangueras especializada para el sistema de riego, motores eléctricos, bombas de succión, plásticos para construir invernaderos, entre otros.



Según las autoridades al eliminar los aranceles los productores podrán invertir y mejorar sus producciones, y los consumidores obtendrán un rubro más económico y de mejor calidad. Además, los pequeños y medianos productores podrán elevar su productividad y ser más competitivos.

MERCADO ALIMENTARIO