martes, 8 de julio de 2008

LE LLEGA EL TURNO A LA REFORMA AGRARIA.


Luego de la reforma al Código Penal y al Código Procesal Penal, los diputados iniciaron a discutir las modificaciones al Código Agrario, que tiene 45 años de estar en vigencia. El proyecto fue presentado en mayo pasado por el magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia (CJS), Harley Mitchell. Mitchell sustentó que Panamá está desfasada en materia jurídica agraria en comparación con países de Latinoamérica.


Para los magistrados el Código Agrario panameño necesita “cambiarse todo” porque es una norma que data de 1962 y que ha venido atendiendo la jurisdicción civil, que no tiene especialidad en la materia. El proyecto de reforma que fue presentado a la Asamblea Nacional pretende que los procesos agrarios sean atendidos por tribunales y jueces especializados en el sector.


El 24 de junio, la Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea empezó el debate del proyecto. Luego, el primero de julio empezaron las consultas. En las mismas participaron empresarios, productores, agro- industriales y líderes agrarios en un tema que los especialistas califican de complejo, ya que aborda la creación de tribunales agrarios en algunas provincias, la revisión de normas de expedición de títulos de propiedad, derechos posesorios, sucesiones, y otros. La propuesta incluye, entre otras cosas, la creación de un Tribunal Superior agrario, que estará conformado por tres magistrados, y podrá alcanzar un número mayor, de ser necesario.


Los gremios del sector agrario, que también participaron del primer debate, manifestaron su preocupación. La Asociación Nacional de Ganaderos (ANAGAN), dijo que le preocupa que el proyecto establezca el concepto de interés social, porque con ello podrían perder tierras que serían utilizadas para proyectos como hidroeléctricas. La Anagan, calificó de positiva la iniciativa, pero advirtió que el tema de la tenencia de la tierra es espinoso y muy delicado y que debe abordarse con mucha responsabilidad.

MERCADO ALIMENTARIO