lunes, 25 de agosto de 2008

PANADEROS SOLICITAN REBAJA ARANCELARIA.

Miembros de la Asociación de Panaderos de Panamá advierten sobre la necesidad de bajar a cero los aranceles en diversos insumos que utilizan para su actividad. Los panaderos están solicitando que se les elimine por lo menos de seis meses a un año el arancel de importación a productos derivados de la grasa, como son la mantequilla, margarina, manteca, hojaldrina y aceite, así como también a la levadura, canela, entre otros insumos, mientras dure la actual crisis por los altos precios internacionales. Los panaderos reconocen que los costos de la materia prima se han elevado en un 60% en algunos productos y en otros hasta un 100%.

El Gobierno está importando harina que cuesta 36 dólares el quintal, situación que ha producido que las harineras locales disminuyan sus costos y ofrezcan el quintal a 38 dólares. Sin embargo, la harina Compita, distribuida por el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA), no llega a todas las panaderías, por lo que los panaderos considera que es necesario acordar con el gobierno y los molineros un precio justo para ellos, lo que permitiría una disminución del costo del pan. (1)

La “michita” y la flauta que acompañan el desayuno de muchos panameños podría regresar a 0.5 y 0.30 centavos respectivamente, si los panaderos pueden comprar productos como el aceite, azúcar y manteca a precios más competitivos. Específicamente los panaderos quieren que estos productos se vendan como Compita. La inflación ha disparado estos productos entre el 70% y 100% durante los últimos dos años. Sin embargo, es una decisión que tiene que ser analizada, como el caso de la margarina, que es un producto delicado en lo que a conservación se refiere, explicó el Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA).

Como primera medida, para palear el alza de la materia prima, el IMA importa harina “Compita” comercial destinada al 20% de las panaderías nacionales, principalmente aquellas ubicadas en barrios populares. Se tiene contemplado aumentar a un 50% los locales beneficiados, apoyando a panaderías del interior del país. El IMA vende el quintal de harina a los panaderos en 35 dólares, acción que impulsó a la empresa Harinas del Istmo a comercializar el quintal a 38 dólares, cuando anteriormente su precio oscilaba entre $44 y 48 dólares.

El precio del quintal de harina pasó de $28 a $44, en los últimos meses.El consumo comercial de este producto es de 150 mil quintales al mes distribuido en 750 panaderías y 2 mil 500 locales comerciales como pizzerías, restaurantes y los llamados “empanaderos”, que distribuyen empanadas, galletas y dulces en las principales calles del país; mientras que se consumen 50 mil libras de manteca y la misma cifra en aceite.Esta industria genera 25 mil empleos directos y 50 mil indirectos a nivel nacional. (2)
Fuentes:
El Panamá América, 18 de agosto de 2008.
La Estrella de Panamá, 8 de agosto de 2008.

MERCADO ALIMENTARIO