domingo, 24 de agosto de 2008

PROGRAMA AGROCOMPITA

Una nueva adquisición tiene la familia Compita y es que se han sumado productos de tamaño familiar como las sardinas, atún y pasta de tomate, en tamaño familiar. El precio de estos productos se encuentra en el mercado panameño en unos 0.99 y 0.95 centavos para las latas de atún y sardina en tamaños de 15 onzas, respectivamente, mientras que la pasta de tomate de 70 gramos, que sería la de tamaño más pequeño tiene un precio de 0.30 centavos y la más grande, es decir la de 180 gramos, se puede encontrar en unos 0.50 centavos.

El Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) señaló que la comercialización de estos productos comenzó desde este mes de julio como un adicional a los ECONO-PACKS Compita y los cuales se pueden adquirir en las diversas ferias del productor. Al mismo tiempo, el IMA hizo la aclaración de que los otros productos Compita, como la tuna y las sardinas, seguirán vendiéndose en sus presentaciones más pequeñas y a la vez señalaron que las nuevas adquisiciones son una respuesta al consumidor, en tener otras opciones de compra en lo que respecta a la presentación de los productos ya existentes. (1)

A principios de septiembre se comenzará a vender la jamonilla Compita, que procede de Brasil y se comercializará en lata grande de 320 gramos a un costo de 1.25 dólares, informaron fuentes del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA). El precio de la lata grande de la jamonilla Compita es el mismo que tiene una lata chiquita de otras marcas del mercado, que contiene la mitad del producto, es decir, 160 gramos. Fuentes del IMA no pudieron precisar el día del mes de septiembre en que estará este nuevo producto en el mercado local, porque todo depende de los trámites aduaneros. (2)

Mientras grupos sindicales solicitan al gobierno mayor injerencia en la comercialización de los productos alimenticios, la empresa privada ve con recelo está política paternalista. El pasado Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO), no solamente planteó al gobierno la ampliación de los productos alimenticios en el programa Agrocompita, sino que incursione en establecimientos fijo para su venta formal.

La empresa privada considera que el Estado debe limitar su papel como facilitador, y no intervenir como agente económico en la gestión del sector privado, al considerarlo una competencia desleal. La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura señaló que el gobierno no está diseñado para la distribución ni comercialización de los alimentos. Tomó por ejemplo, que el Compita no está llegando a los panameños más necesitados, porque no existen los mecanismos para su distribución a sectores marginados del país. (3)
Fuentes:
El Siglo, 31 de julio de 2008.
La Prensa, 21 de agosto de 2008.
La Estrella de Panamá, 28 de julio de 2008.

MERCADO ALIMENTARIO