lunes, 17 de noviembre de 2008

$20 MILLONES PARA ELEVAR COMPETITIVIDAD AGROPECUARIA

Dos años después de su aprobación, el Programa de Competitividad Agropecuaria (PCA) ha llegado a casi todo el país, según Mario Domínguez, coordinador general de Impulso Panamá, programa que lleva adelante la iniciativa. El PCA y el fideicomiso se crearon como instrumentos crediticios nacionales para financiar, de forma inmediata, la ejecución de proyectos destinados a abastecer la demanda de consumo nacional y promover la exportación de productos agrícolas.

“Con este programa se busca incrementar la productividad y la competitividad de las actividades agropecuarias, promover y fomentar la utilización de servicios técnicos especializados que generen transformaciones tecnológicas”, explicó Domínguez.“Con ello también se mejora la comercialización de los productos y la gestión empresarial de los productores”, añadió.

Diez entidades bancarias y 16 cooperativas participan en el programa, concediendo créditos a los productores cuando el Instituto de Seguro Agropecuario emita una fianza de garantía de pago para respaldar los préstamos. Para tener acceso a los préstamos, los productores deben contar con contratos de entrega a futuro, asegurar los cultivos y contar con asistencia técnica. El Banco de Desarrollo Agropecuario disponía de 20 millones de dólares “sin colocar”, y los transfirió al fideicomiso del Ministerio de Desarrollo Agropecuario para cubrir el PCA, dijo Domínguez.

De los 20 millones de dólares, ya se han desembolsado 9.5 millones en los diferentes proyectos de producción en el ámbito nacional. Héctor Mendieta, gerente de la Cooperativa de Producción el Agricultor Unido de Tonosí, explica que “el proyecto ha tenido una buena acogida por parte de los productores”.En 2007, 57 productores de la cooperativa participaron en el PCA. Este año se han sumado 156 en el sector del arroz y maíz; mientras que en cucurbitáceas y tomates hay 51 pequeños y medianos productores que están “teniendo buenos rendimientos”, acotó Mendieta.

Los pequeños productores nacionales están obligados a ejecutar una serie de medidas para llegar a ser competitivos en cuanto a calidad y cantidad de cultivos, para entrar en el mercado de exportación y en el consumo nacional con los extranjeros. Lourdes Pérez, gerente general de la empresa Excelencia Empresarial, señaló que hay tendencias internacionales que se enfocan en producir con mejor calidad, para poder competir.

Dijo que los pequeños agricultores nacionales enfrentan problemas como los altos costos de producción, la calidad garantizada del producto que está llegando al consumidor, tener un historial de la producción y la seguridad de que habrá suficiente producto para abastecer el consumo. Además, explicó que es muy importante que se comience a producir con tecnología y aplicar las buenas prácticas agrícolas, lo que representa que el cultivo inmediatamente adquiere mayor valor.

Mencionó que si los pequeños productores vencen estos aspectos, están listos para exportar o competir en igualdad de condiciones con las importaciones. Faustino Hernández, presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Productores de Panamá, sostuvo que, pese a que es un proceso largo y complicado, se tienen que convertir en productores empresariales. Mencionó que se debe contemplar el apoyo de autogestión empresarial, la de los propios pequeños productores y el compromiso de aplicarse políticas agropecuarias de Estado de parte del Gobierno. Adonai Ríos, vice ministro de Desarrollo Agropecuario, estimó que con estas estrategias se trata de alinear la actividad agroexportadora nacional.
Fuentes
La Prensa, 31 de octubre de 2008.
La Prensa, 3 de octubre de 2008.

MERCADO ALIMENTARIO