lunes, 17 de noviembre de 2008

PRECIO DE GASOLINA BAJA Y EL DE LOS ALIMENTOS SUBE

De acuerdo al Departamento de Estadísticas de la Contraloría General, al comparar el Índice de Precios al Consumidor (IPC) Nacional Urbano, de los distritos de Panamá y San Miguelito y del Resto Urbano, de octubre con septiembre del presente, no mostró variación en el nivel general de los precios. Respecto a octubre del 2007, se registró un incremento de 9.5 por ciento en el nivel nacional y en el Resto Urbano, y de 9.4 por ciento para los distritos de Panamá y San Miguelito.
Entre las divisiones que conforman el IPC Nacional Urbano de octubre con respecto a septiembre del 2008, Alimentos y Bebidas presentó una variación de 0.4 por ciento, debido al alza de los precios en la mayonesa. Según los datos disponibles, el IPC Nacional Urbano de octubre de 2008 con relación a su similar del 2007, mostró un incremento en la división de Alimentos y bebidas de 15.6 por ciento;
Con la caída del precio del petróleo y del resto de las materias primas, los consumidores panameños esperan una reducción en los precios finales de los productos. De acuerdo a fuentes periodísticas, solo hasta comienzos del próximo año la caída del precio de los combustibles se comenzará a reflejar en el costo de vida de los panameños. El ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, indicó que en el 2009 la inflación en Panamá debe pasar de 9,6% a 4,8%, producto de los movimientos internacionales.

Surge la pregunta de que ¿Por qué si el precio del petróleo y de los granos baja, el precio de los alimentos sigue subiendo? Según los especialistas, la respuesta es sencilla: la demanda de alimentos continúa, mientras que muchos de los granos vienen siendo utilizados para la producción de biocombustibles. Por esto, se tiene que la baja en los precios de "commodities" como el crudo o el maíz en los mercados internacionales no garantizan que la inflación nacional disminuya.

Un estudio del Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación indica que en junio pasado, la inflación de los alimentos en Panamá se registró en 15.1%, igual al promedio de los países de América Latina. Panamá es el tercer país con mayor inflación en alimentos en el continente, después de Venezuela, con 49.9% y Nicaragua con 33%. Panamá se encuentra entre los países latinoamericanos en donde la inflación acumulada en el precio de los alimentos supera la inflación general en al menos 2 puntos porcentuales. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), junto a Panamá están países como Bolivia, Colombia, Brasil, Chile, Venezuela y Perú (ver gráfica). La FAO registra que al pasado mes de mayo el promedio de inflación acumulada general y de alimentos en estas naciones, incluyendo Panamá, se ubicó en 5% y 7,2%, respectivamente.

Durante ese mes, en Panamá el segmento de alimentos y bebidas experimentó un aumento de 15,5% respecto a igual período del año anterior, de acuerdo con cifras de la Contraloría General. La variación ha continuado, y a julio el precio de los alimentos y bebidas repuntó 15,3% al compararlo con similar período del 2007. El organismo revela que en los últimos 12 meses la variación de cada uno de los índices en la región fue de 11,1% y de 17,5%. El "gran rango de inflaciones de alimentos entre los países de América Latina y el Caribe va desde 3,1% en México a 15,3% en Venezuela", indica.

De un salario mínimo que en promedio es de 300 dólares en todo el país, los panameños ahora destinan más del 80% para la compra de alimentos. Esto obedece a que tan solo de diciembre último a agosto de este año el precio de los alimentos pasó de 233.17 dólares a 242.50 dólares, según las cifras oficiales. Lo anterior significa que de diciembre a agosto los panameños han desembolsado cerca de 10 dólares más por la canasta alimenticia. No obstante, los consumidores aseguran que esta suma ya supera con creces esta cifra, y que ahora en septiembre ronda los 15 o 20 dólares más.
Fuentes:
La Prensa, 11 de noviembre de 2008.
El Panamá América, 31 de octubre de 2008.
La Prensa, 8 de octubre de 2008.

MERCADO ALIMENTARIO