jueves, 29 de enero de 2009

COMBUSTIBLE VS LOS PRECIOS DE LOS ALIMENTOS

De acuerdo a fuentes periodísticas, la rebaja en los precios de la comida para el 2009 ya tiene un férreo oponente. El inestable mercado de los hidrocarburos supone una excusa perfecta para dilatar el encarrilamiento de la Canasta Básica y apaciguar los niveles de inflación que al cierre del año pasado cerro en 8.7%. La gasolina luego de venir en decenso durante 14 semanas desde septiembre de 2008, hizo una pausa para frenar su declive y aumentar a principios de 2009 25 centavos.

Aunque las autoridades dijeron que el alza era temporal, que la gasolina nuevamente aumente 8 y 9 centavos para la de 95 y 7 a 8 centavos para la de 91. En esta ocasión, el galón de diésel podría bajar entre 7 y 8 centavos. El incremento obedece a que algunas refinerías están en mantenimiento por lo que ha bajado los inventarios apuntalando los precios
En Panamá las autoridades insistirán este año en seguir vendiendo productos bajo la marca “Compita”, y para ello el Instituto de Mercadeo Agropecuario ya cuenta con un crédito de 10 millones de dólares. Competidor. El Gobierno seguirá compitiendo directamente con los comerciantes. A nivel mundial muchos países ajustaron durante el año pasado sus políticas comerciales y de consumo para tratar de contener el aumento en los precios de los alimentos.

En Panamá los alimentos lideraron el alto costo de la vida, teniéndose que tan solo a octubre la canasta básica de alimentos tenía un precio de 262 dólares, cuando en enero costaba 234 dólares. En este contexto, el gobierno panameño salió a vender, a través del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA), productos a precios menores que los que oferta el mercado.

Ahora, para seguir en su afán, el IMA ya cuenta con un crédito de 10 millones de dólares para la compra de arroz y venderlo bajo la marca "Compita". El crédito cuenta con el aval del Banco Nacional de Panamá, según informaron voceros de esta entidad. En su momento, el sector comercial vio con malos ojos que el Gobierno se convirtiera en un competidor directo, en vez de un facilitador de la actividad comercial.

Las políticas comerciales figuran entre las medidas más utilizadas por los países durante el año pasado, según afirma la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Esta se produjo en 2008 en forma de reducción de los aranceles de importación de cereales, adoptada por unos 18 países, o de restricciones a la exportación, impuestas por 17 países. De estos últimos, 14 naciones impusieron restricciones cuantitativas o prohibiciones totales a las exportaciones, de acuerdo con la FAO.

Explica que las políticas en materia de consumo han abarcado la reducción de los impuestos sobre los alimentos (11 países) o la concesión de subvenciones al consumo (12 naciones). Otros ocho países han realizado controles de precios. De estas medidas, en opinión de la FAO, las prohibiciones a las exportaciones y los controles de precios son las más perturbadoras para los mercados "y es probable que desincentiven a los productores a la hora de aumentar la producción". Para el organismo internacional, el aumento de los costos de producción derivados de un alza de los precios del petróleo, es la principal causa de los elevados precios que alcanzan los alimentos a nivel mundial.
Fuentes:
1. El Siglo, 27 de enero de 2009.
2. El Panamá América, 5 de enero de 2009.

MERCADO ALIMENTARIO