lunes, 1 de junio de 2009

60% DE LA COSECHA SE PIERDE

De acuerdo a fuentes periodísticas, en Panamá, las pérdidas poscosecha de productos perecederos alcanzan hasta un 60%. Esto se traduce en el despilfarro de más de 16 millones de dólares al año. Por duro que parezca, esta es la realidad del sector agrícola panameño, según reveló un reciente estudio elaborado por la empresa costarricense Fundación Centro de Gestión Tecnológica e Informática Industrial (CEGESTI), que a un costo de 40 mil dólares y más de un año de trabajo, presentó un diagnóstico de la problemática del manejo poscosecha de unos 25 productos que incluye frutas y hortalizas.

Como alternativa, el estudio sustenta la creación de un centro de agrotecnología poscosecha en una antigua planta avícola en Chitré, propiedad del Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA). Según el estudio, la construcción del centro es técnica, económica, ambiental y financieramente factible, y su costo estaría por el orden de los 2.6 millones de dólares.

Entre las actividades que se desarrollarían en los centros poscosecha figuran la elaboración de estudios y validaciones de métodos y tecnologías para la conservación de frutas, hortalizas, raíces y tubérculos, tales como: tratamientos sanitarios y fungiestáticos, atmósferas controladas, secados con ventiladores, cadena de frío, entre otros. (1)

No solo voceros de la administración actual han hablado de la necesidad de mejorar los procesos poscosecha para minimizar esas pérdidas. El presidente electo, Ricardo Martinelli, por ejemplo, ha manifestado la conveniencia de hacer ajustes para optimizar las cadenas de refrigeración.
También se ha planteado la importancia de disminuir las brechas entre pequeños y grandes productores; innovar y desarrollar tecnologías; y mejorar la infraestructura nacional, que tanto limita la eficiencia del transporte de carga terrestre.

Para los economistas panameños el objetivo es bueno, pero la creación de este centro podría implicar una injustificada duplicación de esfuerzos y recursos. De acuerdo a los especialistas eso mismo lo pueden hacer a través de las facultades de ciencias agropecuarias y de ingeniería de las universidades de Panamá, Tecnológica de Panamá y de Chiriquí. (2)
Fuentes
1. La Estrella de Panamá, 14 de abril de 2009.
2. La Prensa, 15 de abril de 2009.

MERCADO ALIMENTARIO