martes, 6 de octubre de 2009

APRUEBAN DECRETO PARA REDUCIR ARANCEL DE PRODUCTOS IMPORTADOS

El Consejo de Gabinete aprobó la noche del 9 de julio un decreto por el cual se modifica el arancel nacional de importación de productos como la tuna, bacalao, la sardina, el cemento y la leche condensada, entre otros. La iniciativa, que busca garantizar el abastecimiento de la canasta básica y de otros bienes, también incluye la modificación de 121 líneas arancelarias. De acuerdo con la política económica del Gobierno, la rebaja arancelaria tiene el objetivo de reducir el precio de los alimentos a la población. (1)

En la modificación arancelaria, a través del Decreto No. 28 del 9 de julio de 2009, está incluido el arancel de importación de la leche. Los ganaderos nacionales anunciaron que presentarían una demanda de inconstitucionalidad en contra del decreto mediante el cual se dictó la rebaja de aranceles. Los ganaderos primero agotarán la vía de reunirse con el presidente de la República, Ricardo Martinelli a fin de plantearle el problema que conlleva la rebaja arancelaria.

Los productores alegan que se verán afectados directamente en el precio de la leche que le ofrecen a las plantas industriales. Pero la medida de rebajar los aranceles, no solo afectará a los productores de leche grado C, sino también a los de grado A, porque habrá un mayor volumen del producto en el mercado. Según el Ministerio de Desarrollo Agropecuario, la baja de aranceles solo afectará la producción de unos cuatro millones de litros de leche, que representan el 2% de la producción. (2)

Por otro lado, los ganaderos señalan que la rebaja del arancel del hígado, el cual quedó en cero, va a traer serios problemas al sector. En Estados Unidos el hígado cuesta 0.10 centavos la libra, por que tiene poca demanda y esos precios nos van a afectar, señalan los productores. (3)

Para los fabricantes de embutidos, la rebaja de 10% en las salchichas tipo vienna sausages, así como en los jamones, es un duro golpe a la industria local. La rebaja arancelaria llega en momentos en que la industria se encuentra en una situación sumamente precaria, pues no se ha rebajado el costo de las materias primas. Según los industriales, con dicha medida una vez más la producción extranjera tiene ventajas sobre la nacional, toda vez que el país pudiera verse inundado de productos foráneos, a precios más bajos. (4)

La aprobada reducción arancelaria de productos no influye en la disminución de la canasta básica de alimentos, señalan productores e industriales. El sector industrial nacional es de la opinión que la reducción del precio de la canasta básica de alimentos depende de la rebaja de los aranceles de las materias primas. El 100% de las materias primas importadas para la fabricación y producción de alimentos no cuenta con ninguna baja arancelaria.

Por ejemplo, destacan que la carne de cerdo y res importada para la fabricación de salchichas y otros embutidos aumentó su precio alrededor del 15%, lo que es trasladado al consumidor. Los industriales explican que si existiera una rebaja significativa en el arancel, se lograría bajar los costos de producción y por ende los precios de los alimentos.

Por su parte, los productores de arroz señalan que el precio de las materias primas fundamentales como herbicidas y plaguicidas, entre otros, incrementaron su precio en casi un 50%. Producir actualmente una hectárea de arroz cuesta alrededor de 2 mil 100 dólares, cuando hace dos años era de aproximadamente mil 200 dólares.

Las autoridades nacionales señalan que la medida de bajar los aranceles busca estimular la competencia entre los productores e importadores. No obstante, reconocen que el impacto se verá a largo plazo. El gobierno nacional se ha reunido con un grupo de distribuidores de alimentos, con el fin de trazar la hoja de ruta que lleve a abaratar el precio de los productos de la canasta básica dentro de la cadena de comercialización.

Fuentes
El Panamá América, 10 de julio de 2009.
La Prensa, 11 de agosto de 2009.
El Siglo, 11 de agosto de 2009.
La Prensa, 21 de julio de 2009.

MERCADO ALIMENTARIO