martes, 6 de octubre de 2009

REBAJA DE CANASTA BÁSICA DEBERÁ ESPERAR

Atentos y a la espera de una rebaja en los precios de la canasta básica familiar se encuentran los panameños por la disminución de 10% en la tarifa eléctrica y por la rebaja arancelaria. Sin duda, estos eran uno de los factores a los que se les atribuía el alza en los costos de los alimentos. Pero los golpeados bolsillos de los consumidores tendrán que esperar un poquito más.

Dentro de dos o tres meses se podrían estar notando las rebajas en los alimentos ya que "esta disminución no es automática", indicó el presidente de la Asociación de Comerciantes y Distribuidores de Víveres y Similares de Panamá (ACOVIPA), Iván Ríos. Esto obedece, según Ríos, a que en el caso de la rebaja arancelaria, aún los comerciantes tienen mercancía en sus depósitos con el anterior arancel y para que se refleje tienen que haber adquirido mercancía con el cambio anunciado.

Ríos apunta que en el caso de la energía sucede igual, bajó la energía, pero hay que pagar el último recibo en el que aún no se refleja la rebaja, además de que hay otros componentes en los costos de operación que influyen en el precio final al consumidor. En este sentido, el Presidente de ACOVIPA advirtió que las recientes alzas en el precio de combustible también han tenido sus efectos en los precios de la canasta básica familiar. Agregó que este sector de la economía que lidera ya está sintiendo los embates de la crisis financiera mundial y su afirmación se refleja en una baja en las ventas. (1)

Por su parte, el Gremio de los industriales panameños ha sugerido a sus miembros que traten de trasladarle la rebaja del 10% de la tarifa de energía eléctrica a los productos que formen parte de la canasta básica de alimentos. Recomendaron a las industrias hacer un análisis entre su oferta de productos para ver cuáles forman parte de la canasta y aplicar la rebaja.

La reducción de 10% en la tarifa eléctrica significa entre 1 y 2 centésimos por kilovatio hora para los clientes que consumen más de 500 kilovatios al mes y entre los cuales se encuentran muchas empresas e industrias. La rebaja de la tarifa se logró tras un acuerdo entre el Ejecutivo y las empresas generadoras. El secretario de Energía, Juan Urriola, recomendó a la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (ACODECO) registrar los precios de los productos de la canasta básica existentes a principios de agosto para compararlos con los meses siguientes. (2)

La rebaja en la energía eléctrica beneficiará directamente al sector comercial y productivo, quienes representan el 75% del consumo total. En Panamá se revisan y establecen las nuevas tarifas cada seis meses. La rebaja iniciará a regir a partir del 1 de agosto, lo que permitirá un ahorro de 40 millones de dólares, que se suman a los 16.2 millones de dólares del subsidio que fue otorgado a los usuarios que consumen menos de 500 kilovatios, lo que representa el 92% de la población panameña. (3)

Al parecer, el presidente de la República, Ricardo Martinelli, se ha tomado muy en serio su promesa de bajar el costo de los alimentos. El primer paso del nuevo gobierno fue la propuesta de bajar los aranceles de importación a una larga lista de productos. Y ahora, propone una desburocratización de los trámites aduaneros y de la AUPSA, para bajar los precios.

El jefe del Ejecutivo convocó a una reunión urgente a los dueños de las principales cadenas de supermercados que operan en el país. El tema central fue “bajar los precios de la comida”. Y es que el alto precio de los alimentos se convirtió en una verdadera pesadilla para la pasada administración y todo indica que Martinelli está tomando las previsiones para que este tema no afecte en el futuro la imagen de su gobierno.

Martinelli buscará garantizar que los dueños de supermercado apliquen una rebaja a los productos cónsono con la reducción de aranceles que fueron recientemente aprobados. Le corresponderá a la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (ACODECO) vigilar que esto se cumpla.


En los últimos seis meses, el precio máximo de la CBA disminuyó $27.18, según ACODECO. El precio de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) en el primer semestre del año ubicó su precio máximo en $247.31, reflejando una leve rebaja de $7.80 respecto a los $255.11 que presentó para el mismo periodo de 2008, de acuerdo a un informe de la Autoridad de Protección y Defensa de la Competencia (ACODECO).. (4)
Fuentes
1. Crítica, 5 de agosto de 2009.
2. La Prensa, 5 de agosto de 2009.
3. El Panamá América, 24 de julio de 2009.
4. El Siglo, 7 de julio de 2009.

MERCADO ALIMENTARIO