martes, 8 de septiembre de 2009

MUCHA MIEL DE ABEJA PARA EL 2009

Para inicios de año se esperaba superar la producción de miel de abeja, que fue de unos 35 mil galones en el 2008, por parte de los 60 productores de este producto en la provincia de Chiriquí, que desde el mes de enero se preparaban para la cosecha del nutritivo producto de las abejas. Dado que el comportamiento del clima ha sido favorable, se esperaba una excelente cosecha de las siete mil y tantas colmenas, un incremento de la producción que representa el 70 por ciento de la miel a nivel nacional.
La producción mundial de miel es del orden de las 1, 3 millones de toneladas. Seis países concentran el 50% del total. En la última década, ha presentado una tendencia levemente creciente. El principal continente productor es Asia, seguido por Europa y en tercer lugar, América. La producción de miel se incrementó un 20% durante el 2008, con aproximadamente 64 mil galones en comparación con el año anterior.

En Panamá existen 8 mil 839 colmenas capaces de producir al año 64 mil 100 galones de miel. Bajo el zumbido de 240 aleteos por segundo, las abejas productoras de miel en Panamá generan un comercio de $1.6 millones al año. De acuerdo con cifras del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA), en el país existen 8 mil 839 colmenas, con una producción de 64 mil 100 galones al año. La apicultura (que es el arte de criar abejas) ha pasado de ser una actividad moderada a una fuente importante de empleo, prueba de ello es que 236 productores dependen del sector.

La provincia de Chiriquí lidera la producción de miel de abeja con un 48 mil galones al año. Unos 60 productores están a cargo del manejo de 6 mil 127 colmenas. La producción de miel también se da en la provincia de Veraguas, Coclé, Colón, Bocas del Toro, Herrera, Darién y Los Santos.

Cada colmena puede producir de ocho a diez galones al año y el precio por galón ronda los 25 dólares en el mercado. El fuerte de la producción de miel en Panamá se registra en el primer cuatrimestre del año y es considerada como una de las mejores del mundo, por la gran variedad de flora que existe en el país. Sin embargo, la producción local abastece el 50% del mercado, por lo que es obligatorio importar miel de Centroamérica, México y China para satisfacer la demanda nacional.

Pero la miel no es el único beneficio, los apicultores comercializan el polen, la cera y el veneno de la abeja, que se utiliza para tratar enfermedades como la artritis, entre otras. Para el verano también alquilan las colmenas entre 35 y 40 dólares a los productores de cucurbitáceas. Mientras exista polen, las abejas seguirán haciendo lo que mejor saben hacer, producir miel.

MERCADO ALIMENTARIO